• Lic. Diego S. Gómez

8M, y las nuevas "heridas narcisistas"

Pluralidad Cuerpos Femeninos Feminidades Mujeres Cis Trans
Cuerpos Femeninos, Cis, Trans, Travestis

El próximo Viernes, 8 de Marzo, se cumple un nuevo aniversario del denominado "Día Internacional de la Mujer" (así, en singular, 'la' mujer), instituido en 1975 por la ONU (organización de las naciones unidas). Ese día, miles (o millones) de mujeres serán 'agasajadas' por algún o algunos hombres, recibirán obsequios, flores, bombones, tarjetas, invitaciones a cenar, poemas o mensajes por e-mail o whatsApp (etc.); también recibirán saludos y felicitaciones de otros hombres y -quizás también- de algunas mujeres... Las felicitarán por "ser mujeres", y por ser "su día"...

Es decir que, gracias a la publicidad y toda la industria mediática de la distracción, se seguirá tergiversando y frivolizando un hito más del movimiento organizado de mujeres, encubriendo el significado emancipador que tuvo y pretende seguir teniendo ese día...

No quiero extenderme demasiado en el hecho histórico, pero el 8 de marzo de 1857 fue una fecha trágica: cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica textil de EEUU (en Nueva York) salieron a marchar en protesta contra los bajos salarios (que eran menos de la mitad e lo que percibían los hombres por la misma tarea), fueron brutal y criminalmente reprimidas por la policía, dejando un saldo de 120 mujeres asesinadas. Por supuesto eso no quedaría así... las movilizaciones de mujeres comenzaron a ser más notorias y masivas...

Dos años después, las trabajadoras fundaron el primer sindicato femenino. En febrero del 1909, las mujeres socialistas de EEUU realizan una manifestación en la que más de 15000 mujeres salieron a reclamar igualdad de salario, reducción de la jornada laboral, y derecho al voto.

Otro hito importante (en marzo en 1911, también en Nueva York), fue cuando se produjo un incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist... Los dueños, más preocupados por posibles 'hurtos', cerraron las puertas imposibilitando a las y los trabajadores a escapar de las llamas. 123 mujeres y 23 hombres murieron en ese incendio, la mayoría eran jóvenes trabajadorxs precarizadxs, inmigrantes de origen judío e italiano.

La fecha del 8 de marzo, como vemos, no tiene nada de 'pintoresco' ni de banalidad. Es un día de reivindicaciones, de festejo (por los avances obtenido por el movimiento de mujeres y feminidades en lo que hace a derechos civiles y conquistas sociales) y de lucha por todo lo que falta conquistar en materia de libertad y equidad.

Eso respecto de la efemérides, del por qué y para qué del 8M... ya el hecho de que tenga que existir un "Día Internacional de la Mujer" es algo que debería hacernos ruido; algo que sólo puede comprenderse en el marco de una cultura machista, y de un sistema social patriarcal.


Sigue habiendo demasiada gente que no sabe y que no entiende qué es el sistema patriarcal ni cómo opera (e incluso muchxs que "no creen" que exista)... Lógico, así como un pez no sabe que vive en el agua -pues jamás estuvo fuera de ese medio-, algo similar sucede con el Patriarcado. Hay otros sistemas de opresión que son más obvios, o al menos más reconocibles, como el Racismo, en especial en siglos anteriores, y a mediados del siglo XX, en donde también los movimientos feministas comenzaron a crecer y a multiplicarse.

Si bien no es posible "irse" o "salir" de un sistema social (o económico, político, etc.), sí es posible percatarse de su existencia a partir de ciertas herramientas conceptuales, que hacen que esa realidad se vuelva palpable, visible, obvia. No hace falta más que leer, informarse, conocer.


Desconocer que 'la portación de genitales' y el género con el que la sociedad "nos identifique" marcan de por sí distintas jerarquías (derechos, obligaciones y privilegios), es ignorar el peso real del Patriarcado... y el hecho de que muchxs no "lo vean", no implica que muchas otrxs no 'lo sientan' sobre sus espaldas y sus cabezas.

Para desarmar esto, hay que empezar por tener apertura para verlo: la actitud y decisión de ponerse "las gafas violetas", y reconocer la posición social desigualada entre los varones y todas las identidades que sean "no-varón".

Quisiera introducir ahora, la cuestión de lo que se conoce como "Heridas Narcisistas" de la humanidad: Sigmund Freud explicó que la revolución copernicana fue la 1a "herida", pues en aquella época (edad media, 'oscurantista', gobernada por las ideas que imponían las elites religiosas) se creía que el planeta tierra era el centro del universo, el eje de 'la creación': pero Copérnico demostró que no somos ni estamos en el centro del universo, sino que vivimos en un pequeño planeta que gira alrededor de una estrella periférica, de una de las incontables galaxias perdidas en el espacio. La 2a herida fue la provocada por Charles Darwin, que echó por tierra la idea de que la especie humana estuviese separada de las demás especies animales, sino que es un eslabón más de una cadena evolutiva que nos emparenta con todos los demás seres vivos. La 3a gran herida narcisista fue, según Freud, el propio psicoanálisis, o, más exactamente, la constatación de que nuestra conducta está en gran parte influida (él dirá "determinada") por procesos inconscientes que no sólo no controlamos, sino que ni siquiera conocemos.

Hay, desde luego, otros descubrimientos que siguen tirando abajo nuestras viejas concepciones y visiones sobre la realidad y sobre el universo (por ejemplo, A. Einstein con su teoría, luego corroborada por la mecánica y la física cuántica, de la relatividad del espacio y del tiempo, algo que sigue siendo incomprensible: le hecho de que ciertas "leyes de la naturaleza" se flexibilicen o se subviertan a escalas sub-atómicas), pero para no irnos demasiado del tema de este escrito (el 8M y los movimientos sociales discriminados y excluidos), quisiera plantear otras Nuevas "Heridas Narcisistas" provocadas en las últimas 5 décadas y sostenidas por pensadorxs de distintas áreas:

- No existen sólo 2 sexos: El mundo, al contrario de lo que se creía (y se cree), no se divide en "hombres" y "mujeres"; "existe una multiplicidad de configuraciones genéticas, hormonales, cromosómicas, genitales, sexuales y sensuales" (P. Preciado).

- Hay varones (masculinidades) con vulva y vagina, y hay feminidades con pene y testículos: el "sexo" y la "genitalidad" van por un carril, y el "género" que se nos impone en base a ello no siempre queda alineado en ese carril. Esto rompe con la idea del "Binarismo de Género".

- La heterosexualidad no es "natural": eso implica que la homosexualidad (ni el resto de las posibles orientaciones sexo-afectivas) no es una enfermedad ni una 'desviación'.

Lo que más ha ‘movido el piso’ en estos últimos años, es la dificultad de poder responder a preguntas que se creían ‘obvias’ y ‘básicas’, como por ejemplo “¿Qué es Ser una Mujer?”; “¿Qué es Ser un Hombre?” sin caer en respuestas esencialistas, biologicistas, reduccionistas, ligadas a lo genital, a los cromosomas, al aparato reproductor, a los caracteres sexuales secundarios… Hoy podemos dar cuenta de que no hay ‘esencias’ sino ‘existencias’, hay devenires, distintos tipos y estilos de ‘masculinidades’ y ‘feminidades’ (en plural).

Sabemos también que la heterosexualidad (o mejor dicho, la heteroNorma, entendida como "régimen político" que incluye el ‘mandato’ y ‘presunción’ de la ‘cis’-hetero-sexualidad) concebida como ‘natural’, ‘normal’, ‘saludable’, ‘estable’, etc., es hoy apenas ‘un color más’ dentro del complejo y multicolor ‘arcoíris de la diversidad -o mejor dicho, 'pluralidad'- sexual’

La identidad (de Género) como una construcción subjetiva, singular, atravesada por factores sociales y culturales, excede al "sexo" y a la anatomía corporal: no hay nada en la biología de una vulva o un pene, que nos lleve a actuar de determinada manera… Gusto por determinados colores, largo del pelo, actividades, modos de caminar; modos de vestir, de verse, de maquillarse, de sentirse (etc.) no son más que pautas culturales (que van cambiando según la sociedad y a lo largo de la historia) asociadas y ancladas a un determinado género.

No hay nada de ‘femenino’ en el color rosado, no hay -en sí- nada de ‘masculino’ en lavar el auto en la vereda, no hay nada ‘femenino’ en planchar una camisa

La monogamia, así como el binarismo hétero-cis-sexista (es decir: el que asocia determinado genital a una identidad de género, y ese género con determinados estereotipos –expresión, roles y mandatos de género– según la cultura de que se trate), etc., son creaciones "artificiales", histórico-sociales, no-naturales. Y aclaro que en esto no estoy poniendo un juicio de valor, no es algo ni bueno ni malo en sí, se puede estar a favor o en contra, pero ello ya no tiene que ver con "lo que es", sino con "lo que cada cual crea" u opine, que es algo muy distinto.

Hay que reconocer que, pese al avance del colectivo de mujeres (y feminidades: LAS lesbianas, las travestis, las chicas transgénero, las mujeres transexuales, etc.), el sistema patriarcal goza de buena salud, aunque ya ‘no tanto’ de ‘buena prensa’. Este movimiento está moviendo el piso, y tanto la violencia femicida como el recrudecimiento de la violencia machista, son los manotazos de ahogado de un modelo (y un sistema) que está lejos de agonizar, pero que ya no tiene un discurso lógico de dónde sostenerse; por eso busca impresionar, disciplinar, aterrorizar, inmovilizar…

Pero la avalancha ya se desató, y no la van a poder frenar.

Me tienta mucho escribir sobre el efecto en los hombres de este "cimbronazo feminista", de las "heridas narcisistas de género" que se están abriendo, y de cómo se está respondiendo a esto... Pero quedará para otra ocasión. Sólo diré que los feminismos (y los movimientos de diversidad y disidencia sexual) han hecho ‘temblar’ el “Orden social Patriarcal” –que es, claro, hétero-cis-sexista– y, consecuentemente, están resquebrajando por todos lados el Estereotipo de “varón-Macho”… Primero y principal, porque no es agradable, ni es beneficioso; más bien todo lo contrario: Sacrificarse, competir, ganar, humillar, tener LA razón, aparentar, salir siempre ‘bien parado’, demostrar que las sabemos todas, ser ‘fuertes’ (duros, inconmovibles), agradables, atractivos, cautivadores, conquistadores, ser quienes deben llevar siempre ‘la solución’, los ‘salvadores’ o ‘proveedores’, etc., es una triste manera de andar por la vida, una desdichada manera de ‘disfrutar’ la masculinidad.


Por último, extiendo esta propuesta / invitación a todos los varones para este 8M:

Hombres Varones Aliados Feministas Antipatriarcales
Hombres en el 8M

#8M #feminismos #antipatriarcal #heridasnarcisistas #feminidades #género #patriarcado #nuevasmasculinidades

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo