• Lic. Diego S. Gómez

Consultoría y Orientación (Niñeces y Adolescencias Trans)

Actualizado: 9 may 2021


Consultoría: Entrevistas de Orientación para Familiares de niñes y adolescentes Transgénero


Los niños y niñas manifiestan –desde muy temprana edad– su conformidad y/o su disconformidad con el género que se les ha asignado al nacer (que se realiza según su genitalidad) a partir de lo más básico: el rechazo hacia el nombre y pronombre con el que se les refiere (‘él’ o ‘ella’), a las actividades que se le proponen, a los objetos y juguetes que se le ofrecen (etc.) y hacia todo el universo construido en torno a lo que es “de nene” o “de nena” según el caso.



Les ‘niñes trans’ pueden comenzar a expresar y/o a poner en palabras –de a poco, de distintos modos– que se identifican con (se sienten de) un género diferente al que se les asignó (esto, es anterior e independiente de la orientación sexual, que se realiza más adelante). Algunes comienzan a expresarlo incluso antes de aprender a hablar, otres apenas aprenden a hablar, y otres en distintos momentos de su niñez o pre/adolescencia (no es raro tampoco que algunes puedan dar ese gran paso recién en la juventud o en la adultez).


En general, la identidad de género se establece alrededor de los 2 años aproximadamente, antes de que les niñes conozcan la diferencia sexual anatómica (es decir, la existencia de diferentes órganos que, en esta cultura, marcan la pertenencia a alguno de los polos del binario “hombre/mujer”).



Desde ya que NO todo niño que guste jugar con muñecas es –o tenga que ser– ‘una niña trans’, ni que toda niña que guste del futbol y juegos socialmente atribuidos a varones sea –o tenga que ser– ‘un niño trans’… ‘Les niñes’ no son tontos/as, saben lo que sienten, saben ‘lo que son’ y cómo quieren ser tratados/as. Creer que confunden ‘SER’ con ‘Jugar a ser’, es subestimarles… Sólo sucede que hay cosas que ‘les adultes’ no estamos preparados/as para escuchar, y menos para afrontar.


A veces les niñes no comprenden por qué les adultes no se dan cuenta de su verdadero género, pues ellos/as lo sienten como lo más natural del mundo, como una obviedad. Muchxs niñes creen que el resto se equivoca al tratarle como si fuesen de otro género, no entienden cómo es que no se dan cuenta de que no-son un nene o una nena (según el caso), pues desconocen –como se dijo– la existencia de los distintos tipos de genitalidades, de su rol en la reproducción, y del papel cultural en la definición del género.


cuerpos trans arte travestis transgénero
Todo cuerpo es una obra de arte!

Muchxs niñes adquieren una comprensión temprana de la situación, y en no pocas ocasiones, una comprensión y claridad mayor a la de les adultes. Incluso hermanitos/as también pequeños, saben entender y comprender el malestar de sus hermanitxs antes que sus (m/p)adres.

Esta es una situación muy difícil para les niñes, y la respuesta o reacción de sus figuras de sostén-protección es de una importancia crucial.



En los primeros tiempos, el ‘conflicto’ identitario se apoya en la no-identificación con los Roles asignados a su sexo y la Expresión de Género que –se supone– "les correspondería". A partir del descubrimiento de la diferencia sexual anatómica (o sea, de que otras nenas tienen vulva y vagina, y que otros niños tienen pene y testículos), el conflicto se apoya en la inconformidad / incomodidad que se da a nivel de la genitalidad, pues es lo que les separa del resto, es la evidencia que les diferencia de ser “como el resto” de niños/as. Suele ser fuente de angustia y de una enorme frustración.



La maternidad / paternidad es una experiencia que nos transforma, nos exige cambios, nos enseña. La maternidad / paternidad Trans nos interpela, nos exige reacomodaciones de sentido y significados, la “de-construcción” de saberes y nociones que guiaban nuestro entendimiento, para construir esquemas y patrones más amplios y flexibles.



Es fundamental entender y comprender que, tanto la condición transgénero (así como la condición Intersexual y toda orientación sexual no-heterosexual) NO es una ‘enfermedad’, ni una ‘anomalía’, ni un ‘problema’, ni una ‘falla’, ni algo ‘contra-natura’. Y, en todo caso, lo que convierte “lo trans” en todo ello, es un conjunto de prejuicios y normas culturales que englobamos bajo el término de “trans-Fobia” (‘fobia’ no sólo en tanto temor, sino de ‘aversión’ y ‘rechazo’)… Pero en sí:


NADA malo les pasa a niñes, adolescentes o adultes Trans; nada hay de ‘equivocado’ en “lo trans”. Son NUESTRAS categorías mentales y culturales las que debemos ampliar, para aceptar que la diversidad humana va mucho más allá del binario “hombre-mujer”, “macho-hembra”, “blanco-negro”… La diversidad (y más que “di” es “multi-versidad”, de múltiples versiones) abarca todo un enorme abanico de experiencias, colores y posibilidades.



IDENTIDAD de GÉNERO es la vivencia particular de cómo se siente o se identifica cada persona; se la reconoce y expresa desde muy temprana edad, aunque no es algo fijo ni invariable: la misma persona puede vivir muchos años con determinada identidad de género, y luego comenzar una transición hacia otra. La identidad de Género es independiente del “sexo”, de la “genitalidad” y de la “orientación sexual”. Ni los genitales, ni los ‘caracteres sexuales secundarios’ definen el género con el que nos identificamos, ni cómo nos sentimos, pues el género de las personas no viene programado desde lo biológico (es una construcción que cada persona realiza a partir de lo que siente, y de los “insumos identificatorios socio-culturales”).

La orientación sexual tampoco está ligada a la biología ni enlazada al género: el género no delimita quiénes nos gustan o atraen, ni qué nos genera placer.



“La vida cotidiana de esta niñez puede ser maravillosa o traumática, en todos los casos, las variables que juegan de uno u otro modo son el amor y el respaldo que tengan de su familia y los dispositivos que se activen en el sistema educativo para garantizarles contención y respeto”.



TESTIMONIOS:

"Cuando conocimos al Lic. Diego Gómez en una agrupación de niñeces trans, realizamos Talleres y actividades para deconstruir nuestra cultura patriarcal, cisexista y binaria, porque entendimos que para poder acompañar a nuestre hije es imprescindible hacer una introspección y poder entender desde qué lugar entendimos hasta ahora este mundo, replantearnos que nuestra mirada fue impuesta por nuestres progenitores sin cuestionamiento alguno, y con esa manera de ver la vida imaginamos la crianza de nuestres hijes a futuro. Para eso pudimos llevar a cabo un trabajo en grupo con actividades que nos permitió trascender estas estructuras y adquirir una perspectiva con más libertad sobre la identidad de género de nuestres hijes, y entender a su vez que es importante observar y reacomodar lo que le enseñamos desde el ejemplo cotidiano... Desde ya, estamos agradecides con mi compañero, por este importante trabajo de deconstrucción para transicionar en familia la nueva identidad sentida de nuestra hija."

Silvia Caproli (médica familiar, integrante de la agrupación MUANY)

El trabajo que como familia hicimos con Diego, en el momento que entendimos que teníamos una hija trans, nos sirvió para aceptar la situación, ver las cosas desde otro punto de vista, y con una mirada mas deconstruida y basada en el deseo y el apoyo hacia nuestra hija entre toda la familia. Las terapias grupales nos ayudaron a empoderarnos y encontrar en otres las mismas experiencias. Siempre agradecida a esa contención que sirvió de base para encontrarnos como personas más plenas y felices.

Natalia Bertazzoli (integrante de la agrupación MUANY)


Solicita tu Turno




#niñeztrans #adolescenciatrans #nobinaries #diversidad #queremetrans #perspectivalgbt #LGBTIQNB #trans #travesti #transexual #transgenero #consultorias #identidaddegenero #sexualidad #orientacionsexual #abajoelheteropatriarcado #abajoelcissexismo #igualdad #equidad #nodiscriminacion

113 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo