• Lic. Diego S. Gómez

En Clave Futbolera (III)



El Futbol es un juego, es un deporte,

es un negocio (enorme); es una pasión...

Es todo eso junto –y más– al mismo tiempo.


En el futbol –como en la vida

se puede ganar, empatar o perder...

Se puede sufrir, y disfrutar

Y –como en la vida–, hay sorpresa,

hay injusticia, hay belleza y hay miseria

(entre otras cosas, como suerte y casualidad).


Repasemos algunas jugadas conocidas,

y analicemos haciendo los comentarios pertinentes

(que no estarán exentos de polémicas):


Te transfirieron a mitad del campeonato,

y ya no sabés ni para dónde patear…

Ojo, fijate que en algunos equipos,

siempre tenés la ‘obligación de ganar’…


Te ‘camisetearon’ desde atrás,

pero el árbitro no cobra nada;

Te quedaste reclamando la falta,

y el partido sigue a tus espaldas…


Te desmarcaste, pediste la pelota

y la perdiste por no pasarla;

Defendiste, hiciste tiempo, especulaste...

jugaste para atrás, sin ir para adelante.


Corriste del centro al extremo,

ibas de izquierda a derecha…

Pero nadie es jugador de toda la cancha,

por más bueno que seas…


Tu porcentaje de posesión fue alto,

pero muy poco en el campo contrario…

Esperaste el error de tu oponente,

y no te preocupaste por provocarlo...

No creaste oportunidades de gol…

apenas hiciste 1 solo tiro al arco.


¿Cómo esperás ganar

si no vas para adelante?


¿Vas a seguir a la defensiva,

o arriesgarte para buscar hacer un gol?

A la hora de hacer algún cambio,

¿ponés alguien a defender, alguien en el medio,

o alguien en la delantera?


Hay partidos en donde nada sale bien...

aunque no hagas las cosas mal.


Tiempo fuera. Tiempo de descanso.

Tu mentalidad te atormenta:

Todavía no empezó el 2do tiempo,

ni siquiera saliste a la cancha,

y ya estás presionándote –casi forzándote–

para hacer un gol inolvidable, memorable…


A veces, queremos hacer

un gol ‘de chilena’

desde mitad de cancha…

Y es ESO, o NADA.


Es tu “Segundo tiempo”. Arrancaste con todo:

Llegaste 20 veces al arco en 15 minutos.

Te perdiste un gol casi hecho, pero…

Lo sé… Nadie elige errar un gol.

Al fin y al cabo, los nervios no son de acero

y la suerte también puede definir un encuentro.


Jugada colectiva, definición magistral.

El delantero se la mandó a guardar…

Le rompió la red. No fue gol, fue un golazo…

Pero…


Hay partidos en donde TODO sale mal...

aunque hagas las cosas bien.

Hay partidos que empiezan y terminan

fuera de la cancha...


Jugaste con viento en contra,

y también tuviste en contra al referee...

No es 'gol' si la pelota no cruza toda la línea;

tampoco si el árbitro lo anula... 7 minutos después!


Una VARbaridad!

Ahora, cualquier decisión puede echarse atrás...

Te anularon un golazo porque 3 minutos antes

el referee no vio un dudoso offside de 5 milímetros

(que tampoco vieron ni reclamaron

los jugadores contrarios ni los suplentes)...


No existe la objetividad

si hay un ojo humano viendo

y un cerebro humano interpretando y decidiendo.


Qué VARgüenza!

Hecha la Ley, hecha la trampa:

una nueva forma de estafa legalizada,

científicamente convalidada…

Arbitrariamente utilizada…


Te lo vendieron como sofisticada mejora,

pero terminó arruinando el juego.

Una excusa perfecta para cortar el partido,

interrumpir el dinamismo y el flujo emocional...

Una excusa perfecta para dar al moribundo un poco de aire

y un trago amargo para sacarte del partido...


Te cortaron las piernas y te afanaron la pelota

(la que ‘no-dobla’ pero sí ‘se mancha’)…

Que esto te sirva de lección, y no lo olvides:

Hay partidos que se arreglan y definen

antes de que empiece a rodar la pelota...

Hay partidos en donde nada sale bien

aunque no hagas las cosas mal.



#enclavefutbolera #elmundoesunapelota #metaforafutbolera #futbol #psicología #juego #partido #vidacotidiana #saludmental #comoenelfutbol #lavidaesunjuego #aforismos

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo